Fisioterapia del bebé

En Itxasari somos especialistas en el tratamiento de la torticolis congénita y en los cólicos del lactante.

Tipos de tortícolis infantil

Para empezar, el fisioterapeuta debe determinar el tipo de tortícolis infantil que padece el bebé.  Si se trata de un caso de tortícolis congénita, desarrollada durante la gestión del feto o en sus 2 primeros meses de vida, o si se trata de una tortícolis adquirida.

 

1. Tortícolis infantil congénita:

Aproximadamente tres de cada 1000 nacidos padecen tortícolis congénita, por lo que es bastante frecuente y guarda relación con el acortamiento y contracción del músculo esternocleidomastoideo. Este músculo está rodeando el cuello y es el que nos permite mover la cabeza hacia los lados y arriba y abajo. El acortamiento puede venir producido por la manera en la que está colocado el feto en el útero, por el desarrollo del músculo o puede estar relacionado con problemas de desarrollo óseo del bebé.

Si la tortícolis congénita sucede durante el nacimiento, puede venir causada por un traumatismo que haya dañado el músculo.

2. Tortícolis infantil adquirida:

A priori, las causas de este tipo de tortícolis infantil no guardan relación evidente con un problema muscular del cuello. Las causas más comunes suelen ser las infecciones, ya sean virales, de las vías respiratorias o de los tejidos blandos ubicados en el cuello, o como consecuencia del flujo gastroesofágico.

También es posible que el bebé sufra de tortícolis ocular. Esta patología guarda relación con un posible estrabismo y con el desarrollo de la agudeza visual del bebé.

Cólico del lactante

El cólico del lactante es una de las patologías que más temen los padres. Se trata de un trastorno que se da en los primeros meses de vida del bebé que provoca llantos intensos y prolongados sin causa aparente en el mismo. Este trastorno también es conocido como cólico de los tres meses, cólico vespertino o del anochecer, alboroto paroxístico del lactante o cólico de gases.

Estos cólicos suelen sucederse en episodios de llantos intensos y prolongados que se dan al menos tres veces al día, tres días a la semana durante al menos tres semanas.

Síntomas del cólico del lactante