Tracción cervical

El dispositivo de tracción cervical está diseñado para estirar el cuello, ayudar a alinear y estabilizar las vértebras y aliviar rápidamente el dolor de cuello y columna causado por la rigidez y la tensión muscular.

Se ha demostrado que es eficaz en el tratamiento de una variedad de afecciones, incluidos nervios pinzados o comprimidos, discos abultados o herniados, espondilosis cervical, tejido nervioso y fracturas menores en la columna cervical.