Vendaje neuromuscular

El kinesiotaping o vendaje neuromuscular es una técnica de vendaje que se lleva a cabo con una venda elástica, transpirable y liviana, de hilo de algodón trenzado de manera que forma un cinta que se llama tape kinesiológico.

Nuestros fisioterapeutas pueden tratar diferentes tipos de dolencias y patologías con este tipo de vendaje. También es muy común su uso en procesos de rehabilitación.

Beneficios del vendaje neuromuscular

En Itxasari Fisioterapia usamos el vendaje neuromuscular o kinesiotaping para tratar un amplio abanico de patologías. Optamos por este método ya que aporta numerosos beneficios:

1

Alivia el dolor

Conseguimos reducir la presión en los receptores sensoriales subcutáneos al elevar la piel con el vendaje neuromuscular. 

2

No limita la movilidad

El vendaje neuromuscular tiene la particularidad de ser muy flexible y ligero, por lo que no inmoviliza la zona tratada y permite una gran movilidad.

3

Disminuye las inflamaciones y hematomas

El vendaje neuromuscular mejora el drenaje de la zona afectada, consiguiendo así mejorar la circulación y favorecer la eliminación de líquidos.

4

Permite seguir entrenando

Este tipo de vendaje es especialmente recomendable para deportistas, ya que, al no limitar los gestos, les permite seguir realizando entrenamientos funcionales para una adecuada recuperación.

5

Estimula los músculos

El kinesiotaping mejora la capacidad de contracción de los músculos, lo que alivia el dolor y disminuye la fatiga.

6

Reeducación postural

El vendaje neuromuscular que el paciente sea más consciente de su propio cuerpo, ayudándole a mejorar la postura y a corregir malas posiciones del cuerpo.