Fisioterapia del suelo pélvico

El suelo pélvico se compone por los músculos que están en la zona baja del abdomen y en la pelvis. Estos músculos, además de equilibrar la zona lumbar y mantener la postura, son los encargados de la continencia y el soporte de los órganos pélvicos.

Aunque cualquier persona puede sufrirlo, la afectación de esta musculatura es más habitual en mujeres que hayan parido. La fisioterapia del suelo pélvico es un tratamiento idóneo para tratar esta afectación que reduce en silencio la calidad de vida de los que la padecen.

Síntomas de la disfunción del suelo pélvico

A continuación mencionaremos los síntomas más frecuentes de la disfunción del suelo pélvico. Todos ellos pueden ser tratados mediante la fisioterapia del suelo pélvico y ejercicio físico.

Cómo es una sesión de fisioterapia del suelo pélvico

1

Preguntas

Para empezar, la fisioterapeuta realizará una serie de preguntas de carácter uroginecológico y obstétrico. Además de preguntas para conocer el estado emocional y condición física del paciente.

2

Valoración y exploración

La fisioterapeuta confirmará la hipótesis planteada en el primer tramo de la sesión con una valoración y exploración física.

3

Plan de tratamiento

Se diseña un plan de tratamiento a medida con el objetivo de conseguir los objetivos del paciente siempre bajo las indicaciones y supervisión de la fisioterapeuta.

Técnicas utilizadas para tratar el suelo pélvico

El tratamiento se enfocará en función de la persona y sus síntomas. Estas son algunas de las técnicas más efectivas para tratar el suelo pélvico: