Infrarrojos

El tratamiento con radiación infrarroja se usa con el objetivo de sacar provecho a los efectos fisiológicos que el calor superficial provoca sobre los tejidos humanos para tratar varias patologías y afecciones de la salud.

Los infrarrojos son fáciles de aplicar, su efecto se nota rápidamente y son muy efectivos. Se suelen usar en combinación con otros tratamientos y combinan muy bien con otras terapias.

Efectos de los infrarrojos sobre el organismo

Gracias al gran poder de absorción y penetración de los infrarrojos, estos presentan diversos efectos o beneficios sobre el organismo:

Por lo tanto, el tratamiento con radiación infrarroja es especialmente efectivo para tratar contracturas, artrosis, artritis reumatoidelumbalgias, espasmos musculares, después de practicar cualquier actividad deportiva, tensiones musculares…